top of page

Mi perro adolescente no descansa nunca

Tienes un perro adolescente hiperactivo que solo quiere jugar, correr, morder, comer y ladrar?


Si tienes un perro joven y lleno de energía quédate porque este articulo es para ti.


Tu perro ha pasado la etapa de cachorro, has dejado de limpiar pipí a todas horas y quizás pensabas que ya vendrían tiempos más tranquilos, pero parece ser que tu perro tiene una batería interminable y por mucho que hagas cosas con él nunca se cansa.


Bienvenid@ a la adolescencia perruna

¿En algún momento alguien te dijo que la etapa de cachorro era la más difícil y que “ya se calmará no te preocupes”?

¿Van pasando los meses o incluso los años y ese YA no ha llegado aún?







Vamos por orden.



Aproximadamente a los 6 o 7 meses de edad tu cachorr@ empieza a entrar en la etapa de la adolescencia y pasa literalmente de ser un peluche adorable a ser una mezcla entre un dinosaurio y un chimpancé enfadado.

¿Cuánto dura? DEPENDE.

La buena noticia es que no dura para siempre eso te lo puedo asegurar.

La mala noticia es que en algunos perros puede durar más que otros, por ejemplo, en razas grandes como Labradores, Golden retriever, Bóxer, es muy probable que esta etapa dure hasta los dos años o incluso los dos años y medio.

No solo depende de la raza, depende también de la esencia de cada perro, CADA UNO DE NUESTROS AMIGOS DE CUATRO PATAS ES UN MUNDO.


Pasamos a la acción.


#1: Ejercicio y el arte de no hacer nada.

#2: Búscale un trabajo a tu perro.

#3: Tus dos grandes aliados


 

#1: Ejercicio y el arte de no hacer nada.


Tu perro necesita moverse. No es algo negociable, los perros necesitan mínimo 1 hora y medio de ejercicio diario.

En el caso de no podamos proporcionárselo nosotros podemos pedir ayuda a un familiar, amigo o paseador de perros.

Va a ser muy difícil que nuestro perro pueda estar tranquilo si se pasa horas y horas en casa sin hacer nada y sin moverse.

Ahora eres uno de esos dueños de perros, ¿Qué pasea a su perro todos los días, que lo lleva al parque con su pelota, y consideras que estás haciendo todo lo que puedes?

¿Cuándo llegas a casa del paseo después de haber corrido y jugado tu peludo sigue sin parar?


TU PERRO NECESITA APRENDER EL ARTE DE NO HACER NADA

Vas a tener que enseñarle a tu perro a calmarse en casa o a entretenerse sin romper nada ni hacer nada que requiera tu acción o presencia.


#2: Búscale un trabajo a tu perro.


¿Has trabajado alguna vez en una oficina? ¿O en algún lugar en el que estabas sentado 8 horas sin casi moverte de tu silla? A que volvías a casa cansadísim@.


Puede que a tu perro no le haga falta más ejercicio físico, sino más ejercicio mental o mejor dicho ESTIMULACION MENTAL.

De la misma forma que a nosotros nos cansa, trabajar sentados, estudiar, o concentrarnos en una tarea principalmente mental, para los perros funciona exactamente de la misma forma.



#3: Tus dos grandes aliados


El olfato y la masticación.

¿Qué?

Traquil@ tu no vas a tener que oler ni masticar nada.


Me refiero a juegos de búsqueda usando el olfato y juegos de masticación.

Media hora de juego de olfato puede literalmente dejar a tu perro ko. Y lo mismo pasa con la masticación.

Para juegos de olfato, con una toalla vieja puede ser suficiente para entretener a tu peludo un buen rato.

Puedes empezar escondiendo un poco de su comida o unas golosinas que le gusten dentro de una toalla y dejársela en el suelo. Puede que al principio no sepa que hacer así que no se lo pongas demasiado difícil para que no se desanime muy pronto.


También existen una infinidad de juguetes olfativos, como mantas o alfombras olfativas, juguetes interactivos y algunos juguetes de la marca Kong.

Aquí te dejo unos enlaces para que tu perro pueda disfrutar de ellos.

Si ya tu perro es un campeón buscando en su alfombra, puedes retarlo escondiéndole comida en varios sitios de la casa, muy pronto llegará a ser su momento favorito del día y posiblemente el tuyo también, ya que podrás disfrutar de algo de tranquilidad en casa.


PASAMOS AL SEGUNDO ALIADO

La masticación. Los perros por naturaleza necesitan morder, y es especialmente beneficioso para perros jóvenes a la hora de cansarlos.

Juguete de masticación por excelencia.

Kong o Retorn.

Ambos son juguetes rellenables de buena calidad.

Aunque puedan salir algo más caros, te recomiendo que compres marcas oficiales o certificadas ya que al ser un juguete que el perro va a morder, si el material se rompe y nuestro peludo se lo traga o es toxico vamos a tener que correr al veterinario y eso nunca es agradable.


Vamos a rellenar el juguete:

Pueden ser golosinas, fruta, hortalizas y todo lo que sabemos que le gusta a nuestro perro y si es beneficioso para su salud mucho mejor.

Las primeras veces es mejor no ponérselo demasiado difícil, ya que el objetivo no es frustrarlo sino cansarlo mentalmente, así que empezaremos poco a poco. Es mejor que el pero sepa que puede conseguir el premio si sigue mordiendo a que se desanime ya a primera vez y deje de intentarlo.


Cuando nuestro perro ya sea algo más experto también tenemos la opción de mojar su propio pienso con agua o caldo, rellenar el juguete y sucesivamente congelarlo.

Es una opción muy agradable para los perros especialmente para combatir los largos y calurosos días de verano.


HUESOS

Hay varios tipos de huesos en el mercado que podemos dar a nuestro perro para que se entretenga y se canse. En este caso mucho depende del tipo de perro, hay perros que no toleran para nada los huesos de piel de vaca y otros que si, hay incluso perros alérgicos a varios tipos de carne, así que en este caso te recomiendo primero hablar con tu veterinario.

La única consideración que es valida para todos tipos de perros.


NO DAR HUESOS COCIDOS

No se si es el caso de tu perro, pero si administrados en el tamaño y forma correcta los perros en general pueden comer huesos. CRUDOS.

Los huesos cocidos, guisados, asados, salteados pierden su humedad y la carne que los recubre es normalmente mucho mas fácil de retirar. Esto hace que los huesos puedan astillarse y causar mucho daño a nuestros perros.


En el caso de los huesos no hay una norma universal, y siempre es recomendable consultar primero con un especialista.

Una vez que ya tengamos identificados los huesos que le podemos dar a nuestro peludo será muy buena opción para que se cansen haciendo un trabajo de masticación mientras nosotros disfrutamos de una buena película.


¿Tu perro sigue sin parar? aquí!


¡Felices ladridos!

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page